http://translate.google.com/

jueves, 3 de octubre de 2019

La colección de arte "Flores" de Igor Corrales.

La colección de arte "Flores" de Igor Corrales.
Sobre las "Flores", que se exhibe en la galería de la Fundación Abud, me gustaría dar algunas explicaciones sobre la composición y la técnica artística. Esta pequeña colección comprende 21 obras de igual tamaño, incluidas 20 composiciones y una obra maestra con el número 2. En el corazón de la serie se encuentra el primer trabajo que presenta "El arte poético" de la serie, que ha tardado más tiempo en desarrollarse y ha calculado los estándares básicos de color, textura y composición.
El tema de las flores fue seleccionado por el Dr. Ariel Abud en la galería "Fundación Abud en Nueva Jersey", donde decidí presentar esta colección de arte. Y tengo el honor, gracias a él, de descubrir este hermoso país, los Estados Unidos y visitar.
Los colores de esta colección son intensos, primarios y llamativos, con el amarillo y el naranja prevaleciendo junto con el azul y el verde.
La composición está dispuesta alrededor de espirales, curvas como tentáculos de calamar y en medio de un cuadrado o círculo cuyo corazón es el jarrón.
Por ejemplo, los triángulos destinados a hojas de forma ovalada, triangular o lineal están destinados a romper el campo de visión de la composición y dar a la forma de las flores un movimiento expresivo. La técnica es pintar al óleo sobre lienzo con un pincel: primeras manchas con una mezcla de aceite diluido con un alto contenido de aguarrás. Luego engrosé la textura para hacer las partes visibles y tangibles en relieve. En esta colección quería dar a las flores y al jarrón un efecto de textura rugosa sobre un fondo pulido y alisado.
Respecto a las sombras y la luz, no sigo las normas de la naturaleza y los académicos, hago cumplir mi arbitrariedad con el autor y coloco la sombra y la luz donde la composición parece requerirlo. El retorno al “Art Naïf “ en esta colección se refiere a mis inicios como un pintor “naïf”.
La singularidad de esta colección también se basa en el estilo, la técnica y la composición, tanto para la Fundación de la Familia Abud como para su fundador, amigo y colega Ariel Abud, un reto y un logro exclusivo. Si luego tuviera que realizar otras colecciones "Flores", serían completamente diferentes, por lo que ésta conserva su carácter exclusivo como cada una.

San Sebastián, País Vasco, España. Viernes 24 de mayo de 2019

IGOR CORRALES

IGOR CORRALES, fruto salvaje de la naturaleza tropical

Presentación de la colección "Florilegio, Floreros y Flores" de Igor Corrales en New Jersey IGOR CORRALES, fruto salvaje de la naturaleza tropical
El Maestro Igor Corrales, nacido en Somoto, Nicaragua, siempre ha mantenido un vínculo peculiar con la naturaleza; en efecto desde niño soñaba mirando al cielo, al ver e interpretar diferentes formas que se le aparecían: cada pieza natural de la fauna o flora le encantaba; recorría bosques, selvas para divertirse, cazar, soñar y jugar.
Esa naturaleza fascinante tropical ha sido su fuente de inspiración para aprehender el cosmos con su magia de arcoiris y constelaciones, ese mundo real visto por el niño como lo recalca su obra " Érase una vez un bosque de Somoto" inspirada por el bosque y río de Muzunce; es allí donde vio crecer las flores con diferentes colores que formaron a posteriori la paleta de sus colores declinados en su apellido CORRALES : C de celeste, O de ocre, R de rojo, R de rosa, A de amarillo o azul, L de lila, E de esmeralda y S de siena.
Así fue como siendo niño, descubrió esas flores en bosques y praderas que le acompañaron en su sendero artístico, hasta llegar a cierta madurez de Hombre Artista, como lo simbolizan esas flores cortadas y delicadamente aliñadas...
Éste es el recorrido de Igor Corrales: el niño flor de las praderas y bosques, creció y se convirtió poco a poco en Artista asentado en su Arte, tal ramo de flores en florero; y su Arte forma todo un compendio de distintas obras que son cada una, flor de su composición artística muy variada con múltiples facetas o caras, como las 33 que descubrió el crítico guatemalteco Frank Galich hablando de la creación artística del Maestro.
Esta colección de onomástica tríptica "Florilegio, Floreros y Flores",viene a ser una simbiosis de arte poético pictórico materializado e ilustrado con la esencia de "Arte Naïf" y "Arte Moderno", propia de Igor Corrales, puro fruto salvaje de la naturaleza.
Los floreros simbolizan lo artificial de la obra así como las flores lo natural; y el matrimonio entre lo artificial y lo natural, protagonistas de la escena pictórica-- como lo pintó el escritor del siglo de Oro Tirso de Molina en sus Cigarrales de Toledo-- forman una composición de veintiuna obras, florilegio, o sea compendio de una temática floral clásica, eterna y atemporal.
Artículo de:
Micaela Stadnik
Mme Michèle Stadnik, professeur d’espagnol au Collège de l’Atlantique d’Aytré (La Rochelle)
París Agosto
2019

THE BIRTH OF AN ARTIST IGOR CORRALES

THE BIRTH OF AN ARTIST IGOR CORRALES:
FROM THE MATURE CHILD TO THE ARTIST WITH A CHILD'S SOUL The works of Igor Corrales are Arts that occupy interior and exterior spaces of art collectors and museums of modern art. But they have a very peculiar history that goes back to the life of the child that was and the man who became the Master.
1-The Child and nature The boy Igor played, had fun in the forests and meadows of the surroundings of Somoto, in Nicaragua. The boy was fascinated by that captivating nature in which he enjoyed finding archeological forms and pieces, inventing his own games, manufacturing objects with natural materials, observant to be inspired and drawing what he felt in his mind when he saw her ... Also that nature was the result of subsistence since the boy hunted wild boars, deers, hares, fish, to bring food to the table, collected exotic fruits to please his family and provide meals. So the forest was not only a source of survival but also the environment, the atmosphere that nurtured his imagination as a child who watched everything, interpreting it, converting it, customizing it, under different artistic forms --- drawings, manufactured objects, work tools, invented toys ... 2-The Mature Child A boy who already showed maturity due to his responsibilities of going to find bread to feed his family, whether working as a shoe shiner and a newspaper delivery man who aroused his curiosity focusing on the politics and history of his country; due to the difficult living conditions in a warlike Nicaragua in the 1980s. Moreover, his maturity provided a refuge and incentive to dream; a universe that gave birth to his passion for creation and artistic fulfillment; It was also a therapy that made him forget the rudeness of the economic context that surrounded him at the time. 3-The emergence of the Artist This is how the Artist Man was created; he produced artistic works while preserving his soul as a child; because his Art attests to that classification as a symbiosis of Modern Naive Art. Apart from rejecting realistic elements, the Master privileges, impressions and sensations designed in the form of children's representations in many works, choosing certain curves, shapes and colors that he draws from his visions of the past. Igor Corrales throughout his life as a child until adulthood developed, lived and continues to live a passionate bond with the Arts. Art or rather the Fine Arts are an Art of living life, a way of living reality through his artistic lens, interpreting it with new guidelines imposed by the Arts. Wherever he may be, in Nicaragua or outside his country, that is the concept of the Artist Being that Igor Corrales merges: the natural and the cultural, training both sides until the Artificial reaches the greatness of the soul of the Natural.

Artículo de
Micaela Stadnik
París
Agosto 2019

Mme Michèle Stadnik, professeur d’espagnol au Collège de l’Atlantique d’Aytré (La Rochelle) 

Paris 2019

EL NACIMIENTO DE UN ARTISTA Igor Corrales

EL NACIMIENTO DE UN ARTISTA

IGOR CORRALES:

Del niño maduro al artista con alma de niño
Las obras de Igor Corrales son Artes que ocupan espacios interiores y exteriores de coleccionistas de Arte y museos de Arte Moderno. Pero tienen una historia muy peculiar que se remonta a la vida del niño que fue y del hombre que llegó a ser el Maestro.
1-El Niño y la naturaleza El niño Igor jugaba, se divertía en los bosques y praderas de los alrededores de Somoto, en Nicaragua. Al niño le embelesaba esa naturaleza fascinante en la que disfrutaba encontrar formas y piezas arqueológicas, inventar sus propios juegos, fabricar objetos con materiales naturales, observar para inspirarse y dibujar lo que sentía en su mente al verla... También esa naturaleza era fruto de subsistencia ya que el niño cazaba jabalíes, venados, liebres, peces, para traer de comer a la mesa de su casa, recogía frutas exóticas para agradar y proveer las comidas familiares. De modo que el bosque no sólo era fuente de supervivencia sino que también era el entorno, la atmósfera que nutría su imaginación de niño que todo lo observaba, interpretaba y lo convertía como customizándolo, bajo distintas formas artísticas---dibujos, objetos fabricados, herramientas de trabajo, juguetes inventados...
2-El Niño ya maduro
Un niño que ya demostraba madurez debido a sus responsabilidades de ir a buscarse el pan para alimentar a su familia, sea trabajando de limpiabotas y de repartidor de periódicos que despertaron su curiosidad afanada por la política e historia de su país... Eso respecto a las condiciones de vida difíciles en un Nicaragua bélico en los años 1980.
Además esa naturaleza le aportaba al niño el refugio y aliciente que le daba de soñar, un universo que le hizo nacer la pasión por la creación y la realización artística; era también esa terapia que le hacía olvidar las rudezas del contexto económico que lo rodeaba en aquel entonces.
3-La eclosión del Artista
Así es como se formó el Hombre Artista que creó, produjo obras artísticas conservando su alma de niño ; pues su Arte atestigua de esa clasificación como simbiosis de Arte Naïf Moderno. El Maestro privilegia, aparte de rechazar elementos realistas, impresiones y sensaciones diseñadas bajo la forma de representaciones infantiles en muchas obras, o sea eligiendo ciertas curvas, formas y colores que saca de sus visiones del pasado. Igor Corrales a lo largo de su vida de niño hasta la madurez de la edad adulta desarrolló, vivió y sigue viviendo un vínculo pasional con las Artes.
El Arte o más bien las Bellas Artes son un Arte de vivir la vida, una forma de vivir la realidad a lo artístico, interpretándola con nuevas pautas impuestas por las Artes. Esté donde esté, en Nicaragua o fuera de su país, ése es el concepto del Ser Artista que Igor Corrales fusiona : lo natural y lo cultural, amaestrando las dos vertientes hasta que lo Artificial alcance la grandeza del alma de lo Natural.
Artículo de
Micaela Stadnik
París
Agosto 2019

Mme Michèle Stadnik, professeur d’espagnol au Collège de l’Atlantique d’Aytré (La Rochelle) 

Paris 2019

jueves, 20 de junio de 2019